3 Mitos del Gym que deberías saber



Si soy mujer ¿me pondré como hombre si alzo pesas?

Como todos sabemos, existen muchos mitos del gym y leyendas bastante tontas. Uno de los pensamientos más erróneos que tienen las mujeres es pensar que si van al gimnasio se pondrán como “un hombre”, lo cual es totalmente falso porque es prácticamente imposible. Empecemos tomando en cuenta que a un hombre le es demasiado complicado ser “grande”, a una mujer le es casi imposible por temas de testosterona y temas hormonales acumular tejido magro.

A partir de lo antes mencionado, podemos hacer cuenta de que “esa mujer” tuviera todos los temas hormonales y de testosterona a su favor, la simplicidad está en que para ser “grande” aquella mujer tiene que empezar a tener un superávit calórico, una dieta híper-proteica, entrenar a rangos de hipertrofia/fuerzas/superseries, que en total una serie de conjuntos que podrían llegar a aumentar la masa muscular de dicha mujer.

Ahora bien, ninguna mujer por hacer un press-banca, peso muerto, o unas simples laterales de hombros se va a deformar ni se va a colocar como hulk, eso es imposible. Solo queda tener un poco de sentido común.

El ejercicio de pesas moldean el cuerpo femenino y son validas para que cada mujer normal tenga un cuerpo atractivo, femenino y perfecto sin convertirla en hombre ni nada parecido.

Si soy bajo y hago ejercicio con pesas ¿Me quedaré enano?

Este es otro de los mitos del gym más comunes que al igual que el de la “chica hombre” es totalmente falso. Si tenemos a un hombre que mida 1,70mts y se inscribe en el gimnasio porque quiere ponerse enorme, y se queda en 1,70mts; ¿es culpa del gimnasio? Pues lamentablemente no es así. Si no hubiese hecho pesas hubiera medido lo mismo.

Claro está que con esto no queremos decir que un niño de 10 años haga sentadilla con demasiado peso. Pero un hombre desarrollado de 16/17/18/20 años puede hacer perfectamente el ejercicio y las pesas que quiera. La culpa de su estatura la tiene la genética de sus padres, no del gimnasio, ni del instructor, ni del hombre mismo.
En algunos casos “retarda” la acción del crecimiento pero no es por el peso ni el tipo de entrenamiento, son por sustancias que ya hablaremos en otro post. Así que una persona normal puede hacer pesas tranquilamente que no le dañara su estatura.

Sustancias dopantes: No puede faltar entre los mitos del gym

Este es de los mitos del gym más antiguos que existen y que aún siguen en las personas de hoy en día. En principio, hay que aclarar que las “sustancias dopantes” no son lo mismo que “suplementos deportivos” ya que mucha gente tiende a creer que los suplementos tales como la creatina, proteína, glutamina, son sustancias dopantes, lo cual es totalmente erróneo.

Los suplementos deportivos son ayudas para las personas de cualquier edad para mejorar su rendimiento, claro está que tienen que tomarse con una posología (dosis) correcta para que no afecte de forma negativa a su salud. De hecho, es más dañino emborracharse que tomar proteína o cualquier otro suplemento deportivo.

Los suplementos deportivos están hechos por fábricas que luego pasan por un control sanitario como pasa la “leche en polvo” u otros miles. Por lo tanto, los suplementos no llevan sustancias “raras” para dañar el organismo.
Así mismo, están aquellas personas que creen que los suplementos deportivos son sustancias mágicas que creen que solo por tomar proteína se pondrán enormes. Pues no, los suplementos deportivos no son sustancias mágicas, son simplemente suplementos que ayudan a una persona a la recuperación de una persona que tenga un desgaste fuerte. Cabe acatar, que no sustituyen a la comida ni al entrenamiento.

Finalmente, los suplementos no son esteroides, son buenos para la salud, y ayudan a la recuperación muscular y una persona sana, tomando la posología correcta puede tomarlos sin tener problema alguno.

Tranquila; no te pondrás como Danna Lynn Bailey

Tu comentario