Una mujer, como puede evitar el acoso sexual en el trabajo



2 acoso sexual en el trabajo

1.- Exprésate con claridad y educación cuando algo no te guste

Sé amable, pero no fácil. Sé digna, pero no orgullosa. Sé tierna, pero no flexible. Sé mujer, pero jamás juguete de nadie.

El acoso y hostigamiento sexual esta muy arraigado en un sociedad machista, de modo que la respuesta de la mujer tiene que hacerse notar desde un principio. No te molestes, mas bien conserva tu encanto, pero se muy clara si algunas palabras o actos no te gusta.

A la mayoría de los hombres les gusta alagar y sutilmente expresar su deseo sexual a una mujer, por ejemplo “estas guapa”, “hoy día luces muy bella”, etc., y no hay problema con eso, pero si no te expresas con claridad sobre lo que significa para ti el centro de trabajo, puede dar lugar a avances que resulten insinuaciones sexuales como “me gustaría pasar la noche contigo”, etc.

Ante un acoso sexual en el trabajo exprésate con algo como “lo siento, no tengo ningún interés” y si continua se directa diciendo “me parece que esto es un acoso sexual, por favor no siga”. No importa si es tu jefe, tu maestro o algún superior a ti. Tienes derechos y que no por ser hombre y tener una posición superior a la tuya puede faltarte al respeto o insinuarte algo que tu no quieres.

La denuncia al acoso sexual en el trabajo, también es una forma de prevenir. Recurrir a las autoridades es algo sano, no pienses que le haces daño, pues si no logra entender tus palabras tendrá que entender las de una autoridad.

2.- No tengas miedo al acoso sexual en el trabajo, vístete como te guste

==>>>

3 No tengas miedo al acoso

Vivimos en una sociedad libre, así que no tengas miedo de usar un vestido, una mini falda, shorts, etc., cuando lo desees. De igual manera, no te pueden obligar a usar tacones, mini vestidos, faldas o incluso pedirte que bajes de peso o te sometas a alguna operación estética si no te apetece.

Nadie tiene el derecho a gritarte, ordenar tu vida, denigrarte u obligarte a algo. Se puede tomar acción legal si hay acoso y hostigamiento sexual laboral, en el transporte público, en la calle, en la escuela o en el lugar de trabajo. Así que no dudes en actuar cuando ocurra.

3.- No permita que nadie maneje o manipule tu cuerpo

El acoso y hostigamiento sexual laboral puede ser muy sutil, y muchas veces tu propia conducta conduce a ello. Desde la entrevista de trabajo, se cuestionan y es sumamente importante si una mujer es soltera, casada o tiene hijos.

Así que si crees prudente ser discreta con tu status, hazlo o simplemente no lo pongas y explica que no crees importante dar detalles por motivos personales. Nadie puede decirte como manejar tu vida personal, si deseas embarazarte es tu problema y no el de ellos, la maternidad es un derecho y lo puedes ejercer cuantas veces quieras.

Recuerda que la incapacidad por maternidad es una obligación patronal y no pueden correrte por estar embarazada ni presionarte, por lo que si llegas a tener ese problema, no dudes en demandar por este motivo.

4.- Mujer, siempre ten en cuenta que tu vida sexual es tuya

==>>>

Nadie tiene porqué meterse con tu orientación sexual en el trabajo, tu orientación sexual no define tu inteligencia o capacidad para tener un trabajo y ser competente en ella. Hay casos muy claros de discriminación hacia la mujer a la hora de contratar, y si te pasa a ti, no dudes en pedir ayuda y denunciar.

Ser hermosa, lucir un cuerpo bien formado, mantenerte bien arreglada, no es una invitación sexual, por lo que no hay justificación para el acoso sexual en el trabajo. Se muy clara, amate, aumenta tu autoestima e impón respeto con dulzura, se femenina.

5.- Sí, hay mucha discriminación hacia la mujer y mucho por hacer

Hay una preferencia clara hacia el hombre en ciertos sectores laborales, y a la mujer se la sigue considerando un “objeto sexual”. No esperes que las leyes o las autoridades mejoren este panorama, tu misma tienes que crear y defender tu estilo de vida que no molesta ni ofende a nadie.

Se hacen algunos avances al respecto, por ejemplo un casting de músicos para la filarmónica de Nueva York sin considerar genero, de lo que se esperaba un 10% de mujeres aumentó a 45%.

En algunos países, se piden currículos sin mencionar genero ni poner foto de la persona, incluso en algunas convocatorias para admisiones académicas se evalúan sin el nombre, a fin de aceptar a la gente por sus capacidades y habilidades y no por su género, apellido, grupo étnico, discapacidad, etc.

Imagen por theguardian, huffingtonpost

Tu comentario