Como evitar la fatiga muscular



evitar la fatiga muscular

Saber cómo evitar la fatiga muscular es muy importante porque es una de las primeras causas del bajo rendimiento deportivo. Es probable que muchas veces te hayas sentido fatigado producto de entrenamientos intensos y  es que la fatiga muscular aparece como un mecanismo de defensa. La fatiga es la causa principal que limita el rendimiento deportivo. Con el entrenamiento podemos retrasarla pero también hay sencillos trucos que evitarán o retrasarán la fatiga:

Alterna tus rutinas:

Si eres un principiante, alterna en tu rutina semanal ejercicios anaeróbicos como cargar pesas y  aeróbicos como correr, nadar, yoga, spinning, etc. Con el fin de darle tiempo al músculo para reabsorber el ácido láctico sin provocar tanto desgaste.

Come más carbohidratos:

Se aconseja que el 50-60% de las calorías consumidas diariamente procedan de carbohidratos, lo puedes conseguir incluyendo en cada comida principal (desayuno, comida y cena), con una combinación adecuada de alimentos ricos en hidratos de carbono, así como mantener una adecuada hidratación durante todo el día, es decir, antes, durante y después del esfuerzo físico que se realice.

Báñate después de entrenar:

Después del entrenamiento uno baño de contraste te pueden ayudar a contraer y dilatar las vasos sanguíneos, activando un extra la circulación y limpiando el músculo de metabolitos que aumentan la sensación de inflamación y fatiga muscular. Esto junto con los estiramientos y la vuelta a la calma es un potente reconstituyente.

Come y duerme bien:

Después de un gran esfuerzo el cuerpo sólo quiere que le den los nutrientes para poder recuperarse bien  y descansar para compensar todo el daño muscular ocasionado mientras entrenabas. Una buena ración de hidratos con proteínas restablecerá los depósitos y ayudarán a regenerar el músculo dañado.

Tómese un descanso

A veces nuestra cabeza no está donde debe de estar a la hora de hacer el entrenamiento, Está bien tomar un descanso del gimnasio de vez en cuando. Tal vez está cansado físicamente o simplemente necesita unas vacaciones. Una vez que se tome ese merecido descanso regresara con su mente más clara y puesta en sus objetivos.

Cuídese de lesionarse:

Una cosa que mucha gente tiende a hacer es sobre-entrenar.  Es importante escuchar a su cuerpo, que le dirá mucho a la hora de hacer ejercicio. Si usted sufre una lesión en el entrenamiento debe permitir un poco de tiempo para sanar y dejar de poner la tensión en ese grupo muscular en particular o la realización de ejercicios terapéuticos para el área afectada.

Tu comentario